Escape Room El Juego de Hex

escape room: El Juego de Hex
escape room: El Juego de Hex
4.90 icono estrella
Vota
Jugadores
2-7
Duración
60min
Precio
58-126€
Dificultad
Media
Edad
Acompañados
14+
Temática
ficción

Información

En el año 2022 la inteligencia artificial ha tomado el control del mundo...pero próximamente tendremos una oportunidad para evitarlo. HEX custosia el único archivo capaz de desactivarlo en una sala de juegos abandonada. ¿Estáis preparados?

Leer mas detalles de la empresa The Box

Otros juegos de escape de The Box

The Temple Box

Dificultad: Media-Alta

aventuras

The Haunted Box

Dificultad: Media-Alta

miedo

Encuentra escape room interesantes de otras empresas en Madrid ciudad

Horas Disponibles

Lo sentimos, pero no disponemos de información de disponibilidad para esta sala.
PÁGINA DE RESERVAS
logo de The Box
5
icono candado
(150icono candado)
Calle Covarrubias 22 28010 (Madrid)
info@escapethebox.es

Donde se encuentran

Opiniones

Javier D
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Nuestra “piloto”… una maravilla. La sala ¡muy divertida! Fuimos solo 2, y se puede hacer muy bien, aunque en algún momento parezca ¡que te puedan faltar maños! La ambientación es genial. Estamos deseando ir a probar otro. ¡Gracias por todo!
Ana Prieto Nú?ez
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Fui con un amigo a realizar el escape de la casa maldita y la verdad que nos resultó súper complejo, pero lo pasamos genial! Os recomiendo que si no tenéis mucha experiencia, hagáis otros escapes antes. Después de hacer el de la casa maldita Camila nos ofreció realizar otro de los que tienen disponibles y nos animamos a hacer el de HEX, que está basado en un arcade de los 90 y nos encantó! En resumen 100% recomendado, pasamos un rato genial y Camila es un encanto! Muchas gracias!!!!
Tonicazo
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Llegábamos un poco tarde, lo sabemos y nuestro piloto esperaba impaciente. Nos subimos al avión, localizamos nuestros asientos, nos abrochamos los cinturones y despegamos rumbo a nuestro destino. Estábamos algo nerviosos, porque el museo de Arqueología británico nos había encomendado la misión de recuperar un tesoro Maya a cambio de una más que interesante recompensa. Tras varios años de investigación, logramos descubrir un misterioso código de una perdida civilización que nos revela la posible ubicación donde se encuentra escondido el tesoro. Una vez situados justo encima del templo perdido, nos colocamos nuestros paracaídas y nos lanzamos a la aventura (unos se lanzaron con más gracia que otros, porque donde hay nivel, hay caché). Al aterrizar, escondimos nuestros paracaídas e iniciamos el camino por la selva rumbo al templo. Dedicamos algo de tiempo en observar el exterior de semejante edificación, sus paredes, sus ornamentas y el sin fin de símbolos que decoraban aquella maravilla. Nos pusimos manos a la obra y solventamos algunas de las pruebas que el templo tenía preparadas para sus visitantes. Reconocer la fauna del lugar, hacer un uso inteligente de las lianas, tomar un traguito de agua (el vuelo fue largo e imaginábamos que el camino lo iba a ser aún más y decidimos hidratarnos bien), rituales (bueno, que parecíamos más dos colegialas haciendo el corro de la patata, que dos exploradores hechos y derechos intentando iniciar un aquelarre jejeje) fueron algunas de las secuencias que iniciamos antes de lograr ganarnos la gratitud del Dios que protegía el templo y este nos permitiese acceso al interior del mismo. La emoción recorría nuestras venas, a cada paso que dábamos podíamos sentir que íbamos a encontrar algo increíble (y vaya si lo encontramos). Nada más acceder al interior del templo, pudimos observar algunas de las víctimas que se había cobrado la maldición del Dios protector. El templo se había propuesto ponérnoslo muy difícil (eso nos hacía pensar que algo se escondía entre aquellas paredes) y tuvimos que hacer de todo: profanación de cuerpos, lectura del mapa del tesoro, tótems diabólicos, pasadizos secretos, acertijos numéricos (cuánto me alegré de haber comprado el mes pasado aquél libro de numerología maya) y un par de locuras más por las que tuvimos que pasar, hasta el punto que terminamos enfadando al Dios e intentó dejarnos encerrados en el interior para que las paredes nos aplastasen, pero haciendo alarde de nuestras habilidades al estilo Indiana Jones, logramos salir. Se nos echó la noche encima, y los mayas detectaron nuestra presencia y vinieron a por nosotros. El tiempo apremiaba y debíamos encontrar el tesoro a como diese lugar. La increíble luna y su reflejo nos guio en el camino final hasta que encontramos el tesoro. Pero, por sorpresa, descubrimos algo más. La gema escondía un gran poder, podía otorgar la eterna juventud a su poseedor. ¿Qué creéis que decidimos hacer? Os dejaremos que vosotros mismo decidáis en vuestra aventura, pero solo os puedo decir que esta mañana me he levantado con la piel muy tersa jajaja. Sala más que perfecta para escapistas iniciados, con una dificultad acorde para aquellos que están aprendiendo las dinámicas. Multitud de juegos divertidos que os permitirán iniciaros e ir comprendiendo la lógica se esconde tras determinados tipos de candados. Nuestra GM (aparte de ser un increíble piloto) tuvo una presencia brillante. Nos introdujo muy bien en la historia y nos fue ayudando en los momentos precisos. Agradecimos muchísimo sus intervenciones porque fueron claras y concisas, lo que nos permitió ejecutar sin perder demasiado tiempo. Nos gustó mucho la ambientación y los juegos que la cumplimentaban. Todos perfectamente hilados y exquisitamente acordes con la temática de la aventura. Si tuviésemos que ponerle un “pero” a la sala: que no nos hicieran una foto de recuerdo. El boomerang para IG está muy bien, divertido, pero se va a echar de menos poder tener otro tipo de recuerdo. En definitiva, sala recomendable para principiantes que no defrauda, divierte y que te pone en tensión en más de una ocasión (pero una tensión divertida, que terminas creyéndote que eres Indiana jeje). No lo dudéis, ¡¡reservar ya!!
Sonia López
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Hicimos el escape de la inteligencia artificial y el arcade. Estuvo brutal!!! Es ideal para 2-4 personas, especialmente si sois muy frikis de los videojuegos y las películas.
Miguel Angel C
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Increíble, buen ambiente, incluso desde abajo antes de entrar ya te recibían con el ambiente solicitado, puedes elegir si te ayudan un poco, y la verdad nosotros que elegimos la de terror, si nos llevamos sustos. Lo recomiendo
eloisa ibañez-leon
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Actualización: la sala Hex muy original y entretenida. Fuimos con un niño de 6 años y se lo pasó genial. Gracias por todo!!
Happiness05235540959
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Muy bien organizado. Se adecuan a todo tipo de jugadores de esa forma lo hacen más divertido y misterioso.
Laura Asegurado Ramblas
icono candadoicono candadoicono candadoicono candadoicono candado
Nos encantó la experiencia con HEX, lo pasamos muy bien y el game master fue encantador con nosotros. Nos reímos mucho, está súper bien recreado, basado en los videojuegos de los 80 y en películas de esa época, te sientes como en un videojuego. Lo recomendaremos sin duda...
Ver más opiniones

Preguntas Frecuentes (FAQs)

Os recomendamos que lleguéis 10 minutos antes de la hora de vuestra reserva para poder disfrutar al máximo de la experiencia

La empresa puede prohibir el acceso a todas aquellas personas que lleguen a la sala en estado de embriaguez o con claros síntomas de consumo de estupefacientes. En este caso, se cancelará la experiencia sin posibilidad de reembolso o modificación.

No te preocupes, es normal atascarse en ciertos puntos del juego. Una persona de nuestro equipo estará supervisando el juego y, aunque no os dará las respuestas, si os proporcionará pistas para intentar que lleguéis a ellas vosotros mismos.

Si, cámaras y micros. Así podemos estar en contacto y ayudaros, en caso necesario. Imágenes y audios no se registran en ningún lado, a parte de la protección de datos, el sentido de este juego es que no se filtre información al mundo exterior.

Si un jugador quiere salir de la sala, nada le impedirá salir por donde ha entrado. Seguiremos con cámaras el desarrollo del juego y estaremos atentos a cualquier necesidad que pueda surgir. ¡Siempre podrás intentarlo de nuevo en otra ocasión!

No está permitido el uso de móviles, cámaras, tabletas o cualquier aparato electrónico, así como de cualquier objeto que proceda del exterior. Se habilitará un espacio donde podréis guardar todos vuestros objetos personales, incluidos los teléfonos móviles.

Recomendamos traer ropa cómoda. Lo vas a pasar un poco mal si vienes con tacones o ropa muy elegante.

En absoluto, cualquier persona puede jugar sin impedimentos, no se necesita la fuerza bruta ni una, ni un buen estado de forma.

No, en absoluto. Este juego requiere observación, habilidad, ingenio, lógica, trabajo en equipo y comunicación.

*Esta información podría ser inexacta o estar desactualizada, para mayor seguridad revisen siempre la página web de la empresa