¿Qué es un Escape Room? Tipos de juego y Reglas Básicas

¿Qué es un Escape Room?



¿Qué es un Escape Room?

Vamos a empezar por el principio, explicando qué es y en qué consiste un escape room. Un escape room o sala de escape, es un juego en el que los jugadores son “encerrados dentro de una habitación”, en que para ganar la partida tendrán que ir resolviendo diferentes pruebas para conseguir avanzar en la historia y terminarla satisfactoriamente. Por lo general, las historias tienen un tiempo límite para ser resueltas (normalmente alrededor de los 60 minutos) y si los miembros del equipo no cooperan, suele ser muy difícil terminarlos con éxito.

Las historias de estos juegos de escape (o juegos de escapismo) son de lo más variadas: desactivar una bomba, terminar una investigación que se ha quedado a medias, averiguar el código de desactivación de unos misiles para evitar otra Guerra Mundial, salvar al mundo de un ataque zombie, etc. En muchas ocasiones las diferentes temáticas están basadas en libros y/o películas famosos como Harry Potter, Indiana Jones, Saw, etc…  En estas historias nos introducirá el Game Master y muchas veces la temática se verá reforzada gracias a la ambientación del local, incluso con los disfraces de nuestro guía. La gran parte de las veces el objetivo será lograr escapar de la habitación, pero no siempre tendremos como misión principal el salir de la habitación, pudiendo quedar en un segundo plano.

Para un equipo, pensar que tienen una misión común es esencial para que todos puedan aportar su punto de vista y cooperar para conseguir solucionar la misión con éxito y pasar un buen rato. En el caso de los juegos de escape la misión común es la historia entorno a la cuál girarán todos los enigmas que surjan. En el transcurso de la historia el equipo será sometido a un estrés positivo o eustrés, ya que siempre se juega contra el reloj, y está demostrado que el eustrés desarrolla la productividad, la creatividad y el pensamiento lateral, herramientas indispensables a la hora de resolver los enigmas y juegos mentales que nos vayan surgiendo.

Tipos de juegos de escape

Existen diferentes tipos de juegos de escape, los hay con más dificultad y con menos; adaptados a varias edades, en los que incluso podemos disfrutar en familiar o sólo para adultos, en función de la complejidad y de la historia en cuestión; los hay lineales, en los que vas avanzando en la historia según vas resolviendo enigmas, y no lineales, en los que se van resolviendo los enigmas en función de cuándo se encuentran las piezas de los enigmas o puzzles.

Los juegos de escape no suelen ser competitivos aunque existen “roombates” que son competiciones en las que gana el equipo que menos tarde en conseguir resolver la historia. Además se puede jugar en una sola sala, en la que se desarrolla toda la trama de la historia, o en varias salas por las que hay que ir pasando y resolviendo diferentes enigmas para poder avanzar. Otra modalidad más reciente son los juegos de escape portátiles, que son similares a los anteriores pero el organizador se desplaza a la ubicación que se le requiera para organizarlo. Y por último, existen los juegos de escape de mesa, que los puedes organizar tú mismo en donde quieras, que son como un juego de mesa con todos los elementos necesarios para recrear las pruebas de una historia concreta.

El equipo

El equipo

Los juegos de escape son una experiencia para compartir con amigos y disfrutar de aventuras que se recordarán siempre. Estos juegos también son, cada vez más, utilizados por las empresas para hacer team building. ¿Y en qué consiste el team building? Pues una técnica que se utiliza en el mundo empresarial para construir equipos más efectivos fomentando la relación entre los miembros del mismo, con lo que consiguen que sus equipos estén mejor preparados para resolver cualquier problema que surja con más eficacia y mayor rapidez.

Mientras se van resolviendo los enigmas se tiene que trabajar en equipo, y se suelen descubrir facetas de compañeros que desconocíamos su existencia, que suelen ser positivas en la mayoría de los casos (aunque en un porcentaje ínfimo también serán negativas). Esto es debido a que cada miembro del equipo tiende a desempeñar un papel, papeles que se pueden observar muy bien en estos juegos de escape. Si tienes curiosidad puedes leer nuestro artículo sobre los diferentes roles y de como formar tu equipo ideal.

¡Trabajar en equipo es fundamental para conseguir el éxito!

Reglas básicas de un Escape Room

Existen una serie de reglas comunes a todos los escapes room, algunas por nuestra propia seguridad, otras para que no rompamos nada por accidente, pero todas para hacer la experiencia más amena y divertida. Échales un vistazo y tenlas en cuenta por si acaso se olvidan de explicártelas en tu próximo escape room.

No usar la fuerza

En todos los escapes hay una regla de oro, NO es necesario usar la fuerza! Y el que nos saltemos esta regla podría hacer que nos expulsaran de la sala o si rompemos algo que tengamos que pagarlo.

No escalar ni buscar en las alturas

En un 99% de los casos no hará falta coger ni accionar nada que este a más altura de la que podamos alcanzar con la mano sin saltar. Esto es sobre todo una medida de seguridad para evitar posibles lesiones o accidentes, si tuviéramos que escalar cierta altura o subirnos a algo dentro de la habitación. En el caso de que en un específico room escape sea necesario saltarse esta regla, el game master nos lo debería indicar en el briefing inicial.

Objetos de un solo uso

Igual que la regla anterior será así en el 99,99% de los juegos de escapismo que hagáis y es la regla de un solo uso. Esta regla facilitará el desarrollo del juego y se trata de que cualquier objeto que usemos para resolver un puzzle o un acertijo no tendremos ni deberemos usarlo para otro acertijo diferente (estos objetos deberemos descartarlos una vez usados para no confundirnos posteriormente).

Objetos decorativos que no se pueden tocar

En muchas de las salas de escape habrá unos distintivos, ya sean unas pegatinas o etiquetas de una forma o color específicos, ya sea una pintura especial con la que estarán pintados ciertos objetos. Dichos distintivos indicarán objetos que no son ni pistas ni nada necesario para resolver ningún enigma del juego y que no deberemos tocar, ya que solo parte de la decoración de la sala y suelen ser frágiles.

Se pueden pedir pistas

Una regla básica y fundamental para disfrutar un escape room es recordar simplemente eso, que se trata de una actividad de ocio que hacemos para divertirnos y pasarlo bien. Por eso, si quedamos atascados con algún acertijo, no os ofusquéis ni seáis cabezones, pedir pistas, un básico de cualquier escape.

Cuando los escape room están bien montados las pistas nos serán dadas a nuestro gusto, como ligeras indicaciones, de una manera progresiva o incluso ayudándonos con la resolución del acertijo, por lo que es importante que dejemos claro a nuestro Game Master si queremos que nos ofrezca pistas y de que modo lo deseamos.

Sin móviles ni cámaras

Es muy importante que dejemos los móviles y/o cámaras fuera de la sala, esto es por varias razones, por un lado para que no interrumpan la ejecución del juego ni obtengamos ventajas mediante el uso de Internet o de la linterna. Y por otro lado se trata de una medida de seguridad para preservar los secretos y las sorpresas de las propias salas de escape.

No se permite salir de la habitación

Una vez dentro de la sala no podremos salir de la habitación en algunos escapes, dando por finalizado el mismo, mientras que en otros simplemente nos dejaran salir y volver a entrar, pero en ningún caso se parara la cuenta atrás, por lo que si tardamos mucho en volver a entrar perderemos un tiempo valioso que probablemente necesitemos mas adelante.